Home / Serigrafía, Vinilo, Impresión Digital / Ideas Para Camisetas Personalizadas

Ideas Para Camisetas Personalizadas

 Camisetas; un regalo original para cualquier ocasión… Un detalle único en cada celebración!

Ideas para tus camisetas personalizadas

Queremos darte ideas propias y que utilizan nuestros clientes para sus pedidos de camisetas promocionales, personalizadas, publicitarias…, pertenecemos al grupo Chapea.com y en colaboración con www.tuserigrafia.com

 

Camisetas personalizadas de cine

Me he encendido un cigarrillo –feo y caro vicio, por cierto- y me he puesto a echar un vistazo al ordenador. En mitad de una calada, algo, algún ruido, me ha hecho desviar los ojos de la pantalla hacia mi derecha… y se me ha ocurrido este escrito.

El caso es que a mi diestra se encuentra un espejo y, al mirar para ver qué ocurría –nada, por si alguien se lo preguntaba- me he visto sosteniendo el cigarrillo, a unos centímetros de los labios, con los dedos pulgar y corazón, el resto apenas a medio centímetro del pitillo. “¡Mira! ¡Si parezco Humphrey Bogart, pero en menos interesante!”, me he reído.

Eureka

“A kiss is just a kiss…”

Camisetas personalizadas y cine ¿Cómo no había hablado antes de ello? Son cientos los diseños que ya existen: recordemos la imagen del gran Bogart llevándose el cigarro a la boca en un fotograma de Casablanca y en la pechera de nuestra prenda. Pensemos en la sonrisa y la caída de ojos de Marilyn Monroe estampada sobre tela…

Los diseños son tanto como actores y actrices, películas y fotogramas conozcamos. No tengo en mente las camisetas oficiales, las herramientas de marketing que usan unas y otras productoras –pensemos, por poner un caso en obras como Hulk –alguien debería haber castigado a Ang Lee por haber perpetrado su versión cinematográfica- o la española saga de Torrente. No pienso, digo, en publicidad: pienso en diseño.

La vida en un fotograma

Todos tenemos grabada una centésima de segundo de Séptimo Arte que o somos capaces de olvidar: una nave que flota, indolente, en el espacio; una mirada, un beso, una sonrisa… Cada cual tiene el cuadro del fotograma perfecto en su cabeza. De ahí que las camisetas de las que hablamos sean personalizadas.

 

CAMISETAS SUBLIMACIÓN

En nuestra actualidad existen muchos productos que tiene la propiedad de sublimación como característica novedosa. Pero primero aclaremos qué cosa es la sublimación de forma general y como se aplica. La sublimación es el proceso o la propiedad de algunos productos de poder cambiar de estado, o sea si es sólido hacerse líquido. Pero este término también los utilizamos para referirnos a un tipo de impresión y de impresora.

Cuando hablamos de camisetas sublimación nos referimos, como es lógico, a un tipo de impresión y de impresora que permite a través del color realizar impresiones en la tela de una calidad muy alta. Utilizando tintas de cuatro colores tipo CMYK y el calor se obtiene una impresión excepcional. Los colores son totalmente intensos y nítidos y un nivel de fidelidad y de detalles muy superior a las otras formas de impresión.

Debido a estas características las camisetas sublimación son las que contiene imágenes y/o fotografías impresas de una calidad realmente superior.

Esta técnica es utilizada por muchas marcas prestigiosas en el diseño, venta y/o promoción. Así lo vemos en las camisetas de grandes marcas para equipos deportivos y competidores de talla mundial, logrando resultados llamativos, duraderos, de calidad impecable y muy competitiva.

Es necesario añadir que las camisetas sublimación para que la calidad de impresión sea verdaderamente impecable, otros factores son también determinan, como la calidad de la tela, el tipo de textil utilizado y la calidad de las tintas y de la impresora utilizada. Si todas estas características se unen tendrás camisetas sublimación extraordinarias, si no el resultado será igual de hermoso, quizás menos impecable pero igual más económicas.

 

Camisetas personalizadas, redes de la memoria

Cuenta un diseñador asociado: “Estábamos en la facultad de Comunicación y lo cierto es que éramos una pandilla de ilusos que soñaban con contar guerras y ganar el Pulitzer a los dos años de licenciarse. Tal vez como entrenamiento previo o tal vez como prueba de que no iba a ser así, una vez al año, un grupo de voluntarios se presentaba para una actividad un tanto especial.”

“Hacia mayo, se emitía, por circuito cerrado, un programa-gala de televisión que un par de docenas de locos cuando se iniciaban los preparativos y diez u once al empezar a grabar, semanas más tarde, sacaban adelante, para regocijo de sus compañeros en las fiestas de la universidad y bochorno de los profesores a los que criticábamos sin piedad.”

Camisetas personalizadas para un momento especial

Pues bien: el mismo día de la emisión, con casi todo listo (nunca… NUNCA está todo listo), alguien se presentó con una caja que llevaba una docena de camisetas negras con la palabra STAFF impresa en la espalda. Todos, que al final habíamos formado un equipo para elaborar una gala sin precedentes e irrepetible, nos enfundamos las elásticas.

Tras el programa, en la subsiguiente y muy etílica fiesta, podía diferenciársenos fácilmente. Desde entonces, esa camiseta continúa en mi armario. No me la pondría por dos motivos: uno, porque los diez kilos que he ganado iban a ser demasiado evidentes. Dos: porque es el recuerdo de un momento de éxito, de camaradería en un trabajo donde la palabra amigo se queda en el exterior. Y no quiero que nada lo cambie.

Así puede y debe ser una camiseta personalizada: una red de recuerdos, de buenas experiencias, un trozo de pasado y futuro entrelazados, tal vez, en una palabra tan simple como “STAFF”.

 

Camisetas de imaginación 100%

¿Quién no se ha reído de (vale, con) un tipo que llevaba una camiseta con el lema “Soy el amigo del guapo: yo también existo”? Pocas son, además, las peñas, agrupaciones, clubes e incluso pandillas de amigos que no se ponen de acuerdo para, con motivo de una celebración especial, vestir camisetas iguales para diferenciarse del resto del mundo. Para eso, identificarnos, transmitir un mensaje, reírnos y hasta iniciar una conversación sirven las camisetas personalizadas.

El diseño de las camisetas, para que de verdad podamos llamarlas “Camisetas personalizadas”, ha de ser propio, a ser posible, del futuro portador: poco importa que se refiera a una frase más o menos ingeniosa, a una imagen o a una combinación de ambas. La idea es que llame la atención y que nos diferencie e identifique. Mediante esta prenda podemos decir “He estado en Bombay” con una foto en la que aparezcamos nosotros en esta ciudad, pregonar nuestros gustos, por ejemplo con la portada impresa de uno de los discos de nuestro grupo musical favorito o transmitir un mensaje más o menos claro como “No me gusta beber solo: ¿puedo invitarte a una copa?”.

El límite del diseño de las camisetas no lo pondrá el tamaño de la tela, ni el material o una censura externa más o menos clara. El límite lo impone la capacidad de cada uno para crear, el ingenio de cada cual a la hora de diseñar algo más o menos estético, insinuante o claro, profundo o gracioso. El límite es el futuro portador de esta prenda compuesta de imaginación cien por cien.

 

Diseños para camisetas

Para la confección de las camisetas para despedidas de solterolos colores y tejidos pueden ser de cualquier tipo. Después de haber escogido el modelo, lo más importante es elegir el contenido de las camisetas. Estas pueden tener impresas ideas como las siguientes:

–       Imprimir en la camiseta la palabra o la frase, o la letra de la música que más tenga que ver con la vida y/o los gustos del novio.

–       Estampar en la camiseta las fotos de sus amigos más cercanos, los mismos que le acompañarán en la fiesta de despedida.

–       Imprimir la obra o algunos fragmentos de las obras de arte que más le gusta al futuro esposo.

–       Estampar las imágenes de los y las artistas, deportistas, líderes, ídolos y/o cantantes preferidos por el novio.

–       O en tono de broma simpática y picante, imprimir las fotos de las novias anteriores y/o enamoradas que ha tenido o tiene el novio. Claro, a escondidas de la novia.

 

Top